Nuestro cuerpo está formado por células, éstas a su vez; están constituidas por átomos; estos por electrones, protones y neutrones.


En el colegio nos enseñaron que los electrones son energía de carga negativa, y que esta energía es la que provoca que se mantengan unidas al núcleo, que contiene protones con carga positiva. Si esto es cierto, tal y como demuestra la ciencia nosotros somos energía.


Sabemos hoy en día que los cables de alta tensión, al igual que los que tenemos en casa, emiten un campo magnético, ¿por qué nosotros vamos a ser diferentes?


También conocemos que el calor es una forma más de energía y que los cuerpos vivientes irradian calor y por tanto energía. Esta energía es la fuerza vital también llamada Chi por los chinos y Ki por los japoneses.


La energía Ki existe en todo el universo y es la que canaliza el terapeuta y transmite por la imposición de manos.


Publicado: 6 de Mayo de 2014 a las 11:04