La medicina ayurvédica, tiene más de 5000 años de antigüedad y su origen viene de la India. Nosotros la conocemos gracias a los Vedas, libros sagrados, que recogen estas escrituras.


Basada en la astrología, la quiromancia, los horóscopos y sobre todo en remedios naturales, el ayurveda nos enseña:

  • A escuchar nuestro cuerpo
  • A  hacer fluir el Prana (denominación de nuestra energía vital según los indús).
  • A mantener nuestra belleza y a llevar una vida y una dieta más sana y equilibrada.


El masaje tiene también un espacio importante dentro de la filosofía ayurveda. Con él estimulamos los sistemas nervioso central y respiratorio, los órganos y funciones del cuerpo, además de conseguir una relajación metal y un estado de calma y paz. Es un masaje personalizado, ya que según la filosofía ayurveda, cada persona está formada por tres humores o doshas (Vata, Pitta, Kapha) que deben estar en equilibrio entre ellas, siendo uno de ellos predominante. Este será por el que nos definiremos, y nos dotará de unas características determinadas tanto a nivel físico, mental y temperamental. A cada dosha le corresponde un masaje determinado ya que según el dosha de cada uno se empleará un aceite de arrastre y aceite esencial determinado, un ritmo y presión diferente en las manipulaciones o maniobras.


Publicado: 6 de Mayo de 2014 a las 11:01