Cuando nuestro organismo está desequilibrado vibra a una frecuencia inarmónica y anómala que impide el desarrollo normal de nuestras funciones celulares y el funcionamiento óptimo de nuestros sistemas, que pueden retornar a su mejor estado con un tratamiento reiki aportador energético de la intensidad y frecuencia necesaria, suministrándonos el impulso imprescindible para restablecer el equilibrio y con él, la curación.

Cuando un terapeuta recurre al reiki lo que está haciendo es simplemente actuar de canal de la Energía Universal, recibiéndola mediante la concentración mental y transmitiéndosela al receptor por la imposición de manos. Lo que potencia la energía vital de quien la recibe al ser estimulados y reactivados sus chakras –centros energéticos que todos poseemos en puntos concretos de nuestro cuerpo- e incidiendo también en sus capas aurales y cuerpos sutiles. De ello se deriva que al recibir reiki nos pongamos en contacto con la energía del amor y eliminemos la duda existencial, al hacernos sentir que formamos parte del plan divino y que estamos contribuyendo de manera activa en su recuperación para toda la humanidad.

Es frecuente que al finalizar una sesión de reiki, aquel que la haya recibido diga que siente una sensación de paz interior, que no es otra cosa que la respuesta a haber experimentado el reequilibrio y orden que se establece entra la energía universal y la vital propia, y a la vivencia del amor, de haberse integrado y fusionado con el amor universal, hallando la paz y sosiego, de haberse sabido consciente de que no es otra cosa que parte integrante e importante del mismo universo. Por ello es por lo que también incide en nuestra autoestima y ello en nuestra felicidad.


Así pues está justificado que digamos que el reiki trabaja a nivel físico ya que incide en el funcionamiento de nuestras funciones y sistemas.

Si tras un tratamiento de reiki el paciente siente una sensación de paz y puede llegar a modificar la percepción de su autoestima es que está incidiendo en su campo emocional.

Y tras leer estas líneas no podemos obviar que es un proceso que se da viviendo una experiencia espiritual.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted