Hay quien la define como un baño de color.

Es un tratamiento específico de cromoterapia, que trabaja de manera sutil sobre todos los campos -físico, químico y emocional-. Consiste en la exposición en todo el cuerpo mediante la focalización de una luz de color, estando dentro de una crisola de tela blanca, de manera que la luz envuelva y circule por todo el espacio de la cúpula o crisola. La exposición al color se añade una música determinada, que dependerá del color de la luz, siendo en cada caso de la misma vibración que la cromática. 

Este tratamiento tiene una incidencia sutil y por tanto profunda. Trabaja a la  vez todos los campos y puede darse parte del protocologo de sesiones determinadas de cromoterapia, como apoyo y refuerzo en otras sesiones de la misma terapia o como tratamiento en sí. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted